Fichas
1-Eliminación de la carcoma
2-Quitar los herrajes
3-Decapado y lixiviado
4-Encolado
5-Lijado
6-Sellado
7-Barnizado
8-Dorado y policromado
9-Laqueado oriental
10-Craquelado
11-Marmolizado
12-Limpieza de herrajes
13-Consejos
14-Eliminar manchas en la madera

 


Restaurar
madera

REFINADO, TAPAPOROS, SELLADO, ESTUCADO

El primer objetivo que se persigue con el refinado, es levantar las fibras que aún quedan sueltas en la madera después del teñido, refinaremos la superficie con el lijado de grano fino, esta operación proporciona el cimiento para el acabado.

La acción de tapaporos o fondear la realizaremos con una laca tapa poros nitrocelulosica ( también llamada laca fondo ).
Se comienza dando una imprimación para rellenar los poros de la madera e impedir además, que su superficie absorba demasiado el barniz que se aplicará posteriormente.
Se puede aplicar laca fondo nitrocelulosica de la misma manera que la imprimación, incluso varias veces, según el espesor deseado. Para ello, dejaremos secar por igual cada una de las capas de laca aplicada ( tres horas aproximadamente ) las capas no deberían ser muy gruesas. Si la capa es demasiado gruesa, existe el peligro que se agriete.

El estucado
Es preciso pasar una capa de goma laca fondo antes de realizar el estucado. Esto sirve ante todo para evidenciar el tono de la madera e indicar el color que se deberá dar al estuco.

El estuco se prepara mezclando cola, yeso blanco y tierras diferentes ( son polvos de una gama completa de colores, tonos rojos, tostados, marrones, negro, ocre, tierra siena ).
Para obtener la densidad correcta, maleable pero no demasiado blanda, se va añadiendo agua poco a poco. Obviamente cuantas más tierras mezcle mas oscuro resultará el estuco. Es mejor obtener una coloración un poco mas oscura que el color de la madera que no al revés.

El color auténtico del estuco es el que se ve cuando aun está fresco, no cuando se ha secado ya que el barnizado tendrá el efecto cromático del agua en el compuesto. Si el color de las vetas lo exige, deberá preparar al mismo tiempo diferentes matices de material.

Una vez el estuco está preparado se empezara a aplicar, bien con espátula, bien con los mismos dedos sobre los agujeros de la carcoma, en las pequeñas fisuras, en los agujeros causados por diferentes incidentes, etc.
Para que se seque el estuco deben transcurrir unas dos o tres horas.

A continuación hay que empezar a eliminar el estuco. Esta operación se realiza con papel de lija de grado medio. Se debe pasar el papel de lija en todo el mueble, no solamente donde se haya puesto el estuco.
Una vez acabado este trabajo debe pasar de nuevo otra capa de goma laca fondo. Ayudara a evidenciar todos los pequeños defectos que aun quedan por terminar.

Ahora llega el momento de estucar por segunda vez. Es necesario si se han tapado muchos agujeros. Cuando el estuco se ha secado pierde un poco de volumen y produce un pequeño hundimiento. Así pues, resulta imprescindible volver a estucar y alisar nuevamente con papel de lija o un trapo humedecido.

Antonio Caballero

Si quieres hacer alguna pregunta, sugerencia o cualquier cosa sobre el mundo de la restauración del mueble escríbe a Antonio Caballero

volver a fichas

www.arteazul.com